Life Of The Damned
Situación Actual
Nos encontramos en el año 80 A.C, en la cual Roma es la potencia militar de Europa. En esta Roma existen cuatro Ludus que son sumamente importante y que proveen al pueblo romano de diversión colmada de sangre y violencia; los gladiadores. Estos hombres condenados son aclamados cual dioses cada que salen a la arena y pelean por su propia existencia. ¿Pero qué pasa cuando el senado tan solo puede prometer cantidades exorbitantes de oro a la casa Lanista que posea los mejores y más desalmados guerreros?
Últimos temas
» CONFIRMACIONES AQUI
Vie Ene 29, 2016 4:11 pm por Invitado

» Que tal están todos!
Vie Ene 29, 2016 8:41 am por Bellamius

» foro muerto?
Vie Ene 29, 2016 8:41 am por Bellamius

» Asilo Psiquiátrico Unst [Cambio de botón]
Jue Dic 31, 2015 9:56 pm por Invitado

» ¿Quien quiere rolear?
Lun Dic 28, 2015 6:00 pm por Dominique Bouvier

» Reign Of Fire. Normal. Cambio de botón
Dom Dic 20, 2015 7:11 pm por Invitado

» Winter Song, petición afiliación élite
Dom Dic 20, 2015 2:45 pm por Invitado

» Ausencia por vacaciones
Dom Dic 20, 2015 1:11 am por Dominique Bouvier

» AFÍLIATE EN ÉSTE TEMA
Mar Dic 15, 2015 6:51 pm por Invitado

Awards
Nombre apellido
Mejor femenino
Nombre apellido
Mejor masculino
Nombre apellido
Mejor lanista
Nombre apellido
Mejor noble
Nombre apellido
Mejor del pueblo
Nombre apellido
Mejor gladiador
Nombre apellido
Mejor esclavo
¿Sabias que...
Créditos
» Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. » Tablillas obtenidas de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Las imágenes fueron sacadas de diversas fuentes como, por ejemplo, Google, Tumblr, ect. Pero fueron editadas por el Staff de modo que no se aceptan encontrar semejanzas, ¡Se original!.
» Foro inspirado en la saga de Spartacus.
» Los personajes Pre-Determinados le pertenecen al Staff del foro.
» Tanto expedientes como temas son de propiedad de cada uno de los miembros de LIFE OF THE DAMNED. Respeta el trabajo ajeno.
» Agradecemos a cada uno de los mencionados con anterioridad, ya que nos han sido de grandísima ayuda para abrir las puertas de LIFE OF THE DAMNED.

Party, lets fun (yggdrasill)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Party, lets fun (yggdrasill)

Mensaje por Dandelion el Jue Nov 26, 2015 9:12 am
Habia amanecido temprano para ir a entrenar una vez más, como siempre ya que servia la casa magnus. Bostezé con un poco de sueño y puse mi traje de gladiadora que no pasaban de ropas de color castañas en algun mal estado pero que era hermoso al mismo tiempo ya que era un traje de mujer que más parecia un vestido que realzaba su cuerpo bastante atletico.

Tomando sus dos espadas, las agregó al traje detras de su espalda cruzandolas para dar un visual más respectuoso. Cuando ya me encontraba preparada, dejé la carcel donde nos dejaban y nos trataban abajo de perros con pésimas condiciones , siendo siempre acompañada por uno de los guardias responsables. Mi rostro era frio, serio sin cualquier tipo de sentimiento ya que para eso había sido entrenada. Pero mi comportamiento era solo una barrera porque en realidad odiaba a los romanos. Pero hoy al parecer habria una fiesta y algunos esclavos, gladiadores estarian prestando servicios de entretenimiento a los de la altas sociedad.

Entonces uno de los guardias me llevó a la dicha comemoración porque hoy entretenería a los demás con una pequeña lucha. Cuando llegué al lugar pude ver como la gente se encontraba festejando pero yo al mirar alrededor me fijé en un chico que tenía aspecto de ser un esclavo en todos los sentidos. Mi mirada no se apartó de él hasta que llamaron por mi nombre y en ese instante desvié mi atenció del chico. Dandelion a la arena ahora!  -cuando escuché la orden, asentí con la cabeza y sin pronunciar ninguna palabra,  caminé hacia la pequeña arena en el medio de la fiesta para enfrentar a mi adversario que aun no sabia quien seria, pero quedé en la espectativa.



Dandelion

"The Death Is Coming..."

Volver arriba Ir abajo

Re: Party, lets fun (yggdrasill)

Mensaje por Yggdrasill el Jue Nov 26, 2015 9:46 pm
Hacia mucho que no convivia con nadie, y no cuento aquella estadía con el ultimo de mis 'dueños' como una porque su compañia era de la unica que yo podía disfrutar asi que en realidad no era mas que estar prisionero entre las cuatro paredes. Nadie le visitaba, asi que con el paso del tiempo, entre las charlas para que aprendiera la lengua aunque me divertiría mas fingiendo no conocerla que no habiendola conocido asi que al menos eso me llevé. Claro está, la ultima relación que habia tenido con un dueño no era algo que pudiera ir diciendo de aqui para allá. Aún no había tenido demasiado tiempo para poder hablar con Agora, mi nueva hospedadora, prefería llamarla eso a dueña, ama, o señora. Su nombre me gustaba aún mas.

Pero de repente me hallaba en un lugar en el que no quería estar pero recordé porqué estaba allí. No por ser un esclavo, me había negado muchas veces y el estar de una sola pieza sin ningun tipo de moretón adicional o signos evidentes de una pelea denotaba que estaba allí por mi propia voluntad. "Vamos Ygg, cuanto mejor actues, mas rápido te ganaras su favor." Y sabía que Agora tenía interes en mi, al menos era el unico que se había atrevido a llamarla por su nombre y lo había aceptado con una sonrisa, aunque creo que las miradas del resto de...esclavos me hizo pensar que me apuñalarian si pudieran pero ni ellos ni yo teníamos arma alguna, al menos evidente.

Aquello parecía una fiesta, me había colado en algunas, no me malinterpretes, pero ahora no estaba como un misterioso chico que no habia sido invitado sino que estaba allí para "ayudar y actuar" basicamente mi unica mision era servir a aquellos que lo quisieran y obedecer a aquellos que lo quisieran siempre y cuando tuviera mi conciencia tranquila, ante cualquier problema creía que podría salirme con la mia porque bueno, Agora no debía de andar excesivamente lejos. Conocía a alguno de los presentes pero no porque convivieramos en los mismos estratos de la sociedad, ni si quiera viviamos en el mismo mundo. Sabía que no tenía permitido comer, pero cuando nadie miraba aprovechaba para probar aquellos manjares.

-Diablos, estoy seguro que la mayoría querría ir al inframundo solo para probar esto. -y quizas por eso funcionaba, igual necesitaba exquisitas delicias culinarias para atraer a la gente a mi religión, claro que yo no podía traerlos, debía de ser su curiosidad y su fé la que los hiciera, de lo contrario, no sería puro. Fue entonces cuando noté como una mano masculina se aferró a mi hombro y tiró de mi. -¡E-eh! ¿Q-que...? -murmuré antes de que tirara con mas fuerza hasta llevarme incluso contra mi voluntad a algo parecido a una arena, era una zona -de arena- que estaba en mitad de aquel patíbulo en el que se desarrollaba el evento.

-Pasaré por alto el hecho de que estuviste comiendo
-afirmó con severidad. Su voz era ronca y por lo visto o era el anfitrion o alguno de sus susodichos. De un fuerte empujon me lanzó hacia abajo, haciendo que no caer fuera imposible. Choqué de espaldas contra el suelo y sentí el duro terreno ontra mi espalda, luego algo cayó a mi lado. Chirrió. -danos un espectaculo y quizas no te corte las manos. -alguien dijo algo mas pero mi cabeza aun seguia suavemente aturdida, habia sido una caida de dos metros, directamente con la espalda y mi cabeza habia chocado contra el suelo asi que si solo era una contusión suave quizas podía significar que al menos estaba de una pieza. Me reincorporé hasta el punto de levantarme tras unos segundos, miré a ambos lados y fue cuando una figura aparentemente borrosa surgió de la nada, aunque quizas habia caminado como una persona normal hasta allí.

Tras un suave esfuerzo las manchas se hicieron mas focalizadas y podía ver aquella figura. Era una mujer. Cabellos de oro, pertrechada con unas ropas mas propias para el combate que las mias. No tenía que ser un genio para saber lo que estaba pasando. No lo era. Y sabía que estaba pasando. -Eh...tranquila. No hagamos que esto termine mal. -extendí los brazos abriendolos suavemente para sealar que no me interesaba pelear en absoluto. No tenía opcion pero si podía derribarla antes de que empezara la pelea, si ella decidía no luchar, al menos habría ganado por abandono y podría conservar mis manos. O uizas solo había sido una amenaza que se había infiltrado en mi, pero realmente, realmente quería mis manos donde estaban. -¿Que tal si...damos media vuelta y nos vamos cada uno por nuestro lado? -pero sabía que esto no sería asi. Y que no sabía combatir si no tenía el elemento sorpresa o un entorno que utilizar. Por eso siempre me aburrian las peleas contra gladiadores, y las detestaba porque mataban a personas como si eso no importara nada, porque en la vida real, no se combate en una zona sin recursos, sin nada que usar a tu favor, en un espacio vacío donde todos estan igualados. No. La vida es mucho mas que eso.


"And this prophecy revealed to us 'the heir of Yggdrasill, who take his blood and his name, will bring men happiness and the purest light, if they learn to have faith without fear' and all of them will reach heaven eventually."

Volver arriba Ir abajo

Re: Party, lets fun (yggdrasill)

Mensaje por Dandelion el Jue Nov 26, 2015 10:39 pm
Hace mucho que servía a Agora Magnus y por un lado sabía que ella era una buena persona, pero no me gustaba estar aprisionada y ver como ellos trataban el pueblo y esclavizaban las personas. 
Pero hoy era día de fiesta y me habían dado por lo menos este día para descansar y entretener el público alvo que se encontraba en aquél lugar. 

Cuando me posicioné en la mini-arena que no pasaba de una area pequeña de tierra ligeramente afuera de aquél enorme salón de fiesta. Y para mi mayor sorpresa cuando veo a un hombre acercárse a la mini-arena y empuja a aquél esclavo que se encontraba desarmado, cerré fuertemente mis manos con rabia. Lo que más odiaba era que tratasen mal a las personas fueran ellas de diferentes clases sociales pero se contuvo para no decir barbaridades. 

Lo analisé de arriba abajo con un rostro serío, frío y distantes empezándo a desveinar mis dos espadas que se encontraban detrás de mi espalda. Él estaba desarmado y siendo gladiadora me competía fornecerle una arma mismo que no fuera permitido. Escuchándolo atentamente no dudé en lanzar una de mis espadas al suelo para que él la fuera a coger -Palabras como esas no me harán cambiar de ideas! Ahora si eres hombre, coge la espada y enfrentame! A no ser que quieras quedarte sin las dos manos -comenté para después esperar un poco para que él tuviese tiempo para coger la espada, pero al notar como los demás estaban impaciente no esperé mucho más y avancé en modo de ataque con tamaña violencia como había sido entrenada. 

En la arena yo no tenía piedad de nadie. Había sido entrenada para eso. Había sido entrenada para dejar los sentimientos de lado cuando luchaba. Pero aquél chico era diferente, me estaba afectando porque aparentemente no parecía saber luchar muy bien dado su rango dentro de la casa Magnus por eso solamente le hice algunos cortes superficiales y lo pateaba cuando algunas veces él se encontraba más debilitado. No pretendía para nada lastimarlo, porque él no lo merecía. Por lo que cuando dí por finalizada el combate me acerqué a él y me agaché -Deberías saber cual es tu lugar, se que odias ser un esclavo! Si odias unete a los rebeldes como yo -dije susurrándo apra que solo él me escuchase y después lo ayudé a levantarse para llevarlo a la enfermería y ayudarlo a limpiar las heridas.



Dandelion

"The Death Is Coming..."

Volver arriba Ir abajo

Re: Party, lets fun (yggdrasill)

Mensaje por Yggdrasill el Vie Nov 27, 2015 12:20 pm
Todo habia ido endiablabadamente bien hasta ese momento, no es que fuera la primera vez que me colaba en una fiesta, al contrario, ni fuera la primera vez que tenia que seguir ordenes que no me gustaban, ni mucho menos, pero habia cometido un error. Cuando comes tiendes a dejarte llevar, es algo que te reconforta y en cuanto te descuidas ya has vuelto a coger otro caliente y jugoso trozo de ese pastel que en mi vida habia probado y que era como placer líquido derramandose por el interior de mi garganta y como todo ladrón solo tienes una norma "jamás pueden demostrar nada si no tienes los dedos en la masa" y en mi caso aquella expresion, que me había costado varios minutos de reflexión la primera que mi antiguo 'señor' intentó explicarmela, pero seguía sin verle el sentido hasta que fue esa misma masa la que me había condenado a un combate.

La gente se agrupó al son de aquella orden, ¿en serio tenía que pelear? No es que no supiera hacerlo, sabía de sobra, pero yo no peleaba en un recinto asi.En el mundo exterior no hay un límite donde ya estas a salvo. No, en el mundo real no peleas en campo abierto, siempre hay cosas de por medio, callejones secundarios, zonas que escalar, y sobre todo, jamas te enfrentas a una persona que está lista para combatir. Entonces es cuando tienes menos probabilidades de sobrevivir. Jamas combates en igual de condiciones, siempre estas en desventaja y por tanto aprovechas eso, que eres mas debil, que eres mas frágil para usarlo como un arma. Nadie tiene ojos en la espalda, asi que el mejor lugar para luchar es en un lugar que te permita abrir cualquier defensa. Y definitivamente, ¡esto era una puta mierda!

Llevó su mano a su espalda donde se podían apreciar las dos espadas que la cruzaban, muy bonito pero poco util, el tiempo que tardas en desenvainarla sería suficiente para que me lanzase a por ti , llevara mi mano a la daga que solía tener en el pantalon y te la clavara en la parte del bajovientre, la hemorragia incontrolable haría el resto. Pero veía dos problemas. Estabamos suficientemente alejados como para que eso no pasara y lo mas importante, me habían confiscado mi daga cuando Agora me llevó a su casa. Lo cual significaba que combatir sin poder hacer acopio de mi unica ventaja, pues no creo que el poder aguantar y el cansancio fuera a darme algo de pie si ella  sabía manejarse mejor con una espada que yo. La gente se agrupó y dirigió miradas a hacia nosotros y probablemente hubiera alguna apuesta con dinero de por medio.

Su espada cayó cerca de mi aunque no la cogí, mas bien esperé a que ella terminara su discursito. ¿Por qué diablos hablaba rimando? ¿Es que se creía un juglar o algo? -Ya. -contesté mirando a todos lados antes de volver a fijarme en ella. -Como si tuviera mucha opcion viendo la ganas que tienes de pelear. -pero dio igual lo que dijera poque ella avanzó a la carga. Intenté trazar un plan, puede que no supiera pelear con un arma tan ineficiente como era una espalda, la fuerza se dispersa por la hoja, cuesta mantenerla en equilibrio y lo unico de bueno que tiene es su propia debilidad, mantiene a los combatientes a una distancia de su hoja, una vez consigues meterte entre la hoja y la empuñadura, ahí has ganado, y no hay forma de que se defendiera.

No me dió tiempo a coger la espada pues la chica era bastante rapida asi que rodé por el suelo extendí suavemente la mano en mitad de la pirueta mas callejera que otra cosa y me puse de pie. -Ya te he dicho, que no quiero pelear. -murmuré antes de ver como le daba igual, cargaba de nuevo contra mi y se produjo el chirrido metaico tan molesto. Tenía bastante fuerza, yo tenía una moderada tirando a normal pero ella sobreexcedería mis limites sin demasiados problemas. Pero yo tenía la ayuda de la experiencia, conocía lo que hacer cuando alguien era mas fuerte que tu, redirigir su fuerza contra él. Pero eso tenía mas sentido cuando no tenías un arma tan torpe e imprecisa como una jodida espada.

El combate afortunadamente no duró mucho, con cada impacto de su hoja contra la mia intentaba controlar el rebote de la hoja y si lo hacia ella era capaz de avanzar mas hacia mi y en un alarde que fuera de una arena le costaría la vida hasta patearme el trasero. Pero yo no intenté atacarla nunca. Simplemente recobraba la postura y espera. No era fuerte, ni sabia pelear con espadas pero era muy tozudo y resistente, podía ver sus golpes y 'pararlos' porque literalmente acababa hiriendome mas con mi propia hoja a través de cortes que bloqueando cada uno de sus intentos por abrirme en canal. En algun momento dieron fin al combate supongo porque les aburria que yo no atacara y que cada vez me costara mas mantenerme en pie, sangraba, no demasiado pero lo suficiente para notar el frío en aquellas zonas.

Caí al suelo ante su ultimo golpe pero no porque no lo esperara, sabía que iba por el sector superior izquierdo de mi cuerpo pero fue aquella presión en mi cabeza la que hizo que mis piernas casi flotaran, o creyeran que caían al vacío. Cerré los ojos con fuerza dando media vuelta en el suelo, para estar mirando al cielo de haber tenido los ojos abiertos. Una fuerte sucesión de imagenes llegó a mi cabeza, obtusas, difusas, el color amarillo lo envolvía todo. Y todo se hizo negro. Parpadeó, aquellas imagenes aparecieron fugazmente, como si buscara algo que no estaba. Se escuchó un poderoso chirrído que hizo que apretara los ojos mas fuerte, con si con eso pudiera acallarlo. Entonces apareció, su vislumbrosa figura, era Yggdrasill, reconocía cada una de sus hojas, cada rama que se fundía en otra y se dividía en tres mas. Otro parpadeo, rapido, fugaz, intenso, violento, un rayo. Golpea el arbol. Las llamas grises lo envuelven todo, el enorme tronco se abre en dos y de su centro emerge el dragon Níðhöggr, aquella visión se retuerce como un torbellino en el agua y desaparece.

¿Que coño era todo eso? Era la primera vez que una visión no era algo...concreto, de alguien que iba a cruzarme en un mes, un dia, o al instante siguiente. O de algo que habia pasado. No. Eso era un mensaje para mi, ¿pero por qué? ¿Y qué quería decir?

Dijo algo, tonterías. Tomé su mano para reincorporarme porque sabria que no lo podría hacer en estas condiciones, ahora el cansancio era absoluto, me costaba pensar incluso. Fue entonces cuando me deshice de su mano y moví la mia intentanco calentar la sangre que parecía hielo en mis extremidades. -Tu no sabes nada de mi. -contesté en direccion a la enfermeria, no era muy dificil de localizar porque el medico siempre llevaba aquella máscara con forma de ave, lo cual era un tanto curioso pero al menos era simple, si querías un medico, sigue a los pájaros.  -Si lo hicieras, sabrias que el odio te costara mucho. Más de lo que podrás pagar. -el odio era una forma de envenenarte muy lentamente, no habia nada dulce una ve cumplieras tu venganza, nada. Y yo lo sabia bien que había teido que actuar por instinto y aunque no me arrepentia no significaba que no doliera.

No hubo que decirle una palabra al médico que no tardó demasiado en sentarme en una especie de camilla mientras me abría la cmisa ys acaba algo parecido a una sutura, lo caro que sería encontrar un medico así en Roma era ridículo, pero supongo que era una de las ventas de ser un esclavo, tienes acceso a algunas cosas que no tendrias si tu amo fuera otra persona. -Yo no les odio, me apiado de ellos. -y por eso mismo había alguna gente, dentro de roma que escuchaba mi historias, y que habian sido recibidos en una religion que puede que solo contara con nosotros. No sabia que habia ocurrido con mi hogar durante tantos años, pero pasara lo que pasara, haría que este mundo fuera algo mejor.

Sentí el pinchazo de la aguja aunque no dije nada, era un dolor muy particular, uno puncante en una zona sensible pero recolocar un hueso era mucho peor. -Los pobres piensan que pueden elegir, que saben lo que hacen. Viven...perdidos. Solo necesitan una luz. -quizas la perdida de sangre, no. Quizas esa vision se había dejado demasiado fuera de combate que hablaba con alguien que de no haber intentado ayudarme, juraria que quiso matarme unas cuantas veces. -¿Solo por hacer cosas malas significa que no son humanos? -le pregunté buscando sus ojos, no me había fijado en que fuera tan atractiva, quizas porque estaba mas ocupado leyendo el movimiento de su cuerpo para evitar convertirme en un pincho humano. -Eso solo demuestra que se equivocan, algunos tendran castigados, otros seran perdonados, pero...eso no lo dedice otra persona.

El poder de ajusticiar es demasiado para una persona, corrompe a los buenos y atrae a la peor gente, esos que no seguirian la luz, sino que huirian de ella. Incluso cuando yo había sido guiado por el odio no juzgué yo mis actos. Los AEsir lo hicieron. No habia nada que yo hiciera y que escapara de su control, asi pues, la ultima palabra de mis actos la tenian ellos. Y yo solo era su discípulo, un mero medio para conducir a un fin. -Pero yo si que se cual es mi lugar. Estoy donde he de estar. -pues de otra forma, los Aesir me habian enviado a otro lugar. Ellos decian y yo hacía. Ellos hacía y yo cumplía. Ellos cumplía y el mundo seguía.

-Le aconsejo que no intente movimientos bruscos hasta dos o tres dias si no quiere que la sutura se rompa. -murmuró el médico, él sabia mas o menos lo que yo decía, al fin y al cabo, un verdadero medico no preguntaba, simplemente curaba. Amigos o enemigos del impero. Para un médico solo había una funcion en mente "curar" y para mi solo tenía una "iluminar a la humanidad". -¿Usted tiene heridas que desee que atienda? -preguntó con total respeto inclinando su rostro, con aquella picuda mascara hacia la chica cuyo nombre ni sabía.


"And this prophecy revealed to us 'the heir of Yggdrasill, who take his blood and his name, will bring men happiness and the purest light, if they learn to have faith without fear' and all of them will reach heaven eventually."

Volver arriba Ir abajo

Re: Party, lets fun (yggdrasill)

Mensaje por Dandelion el Dom Nov 29, 2015 1:44 am
Cuando la lucha había terminado y cuando ya me encontraba en la enfermería con Yggdrasill puse ver como el médico intervenía en los pequeños rasgunos que le había provocado con la espada. 
Al verlo herido intenté no tener ningún sentimiento ante él ya que siempre me habían dicho que el sentimiento era una debilidad y un gladiador no la podía tener si no era un debíl y no serviría para nada.

Pero Yggdrasill era un chico diferente. Era un chico del pueblo que había sido esclavizado como yo y en el hondo me había costado luchar contra él para puro divertimiento de la realiza romana. Mientras lo miraba fijamente de manera apavorada en mi mirada al mismo tiempo que cerraba mis manos en forma de puño, repentinamente la voz del medico desvió mis atenciones de Yggdrasill. 
El enfermero me había preguntado si necesitaba que tratase de mis heridas y parpadeando y sonriendo con amabilidad negué haciendome pasar por una chica fuerte que suportaba el dorlo hasta más profundo -No, no hace falta doctor, yo estoy bien además esto no es nada! -dije para después volver a mirar a Yggdrasill al mismo tiempo que me dirigía al doctor -Solo...mantenga este chico bajo de ojo, no quiero que vuelvan a meterlo a enfrentar un gladiador -dije para despúes dejar salir un suspiro y dar la espalda a él y al doctor, saliendo de la enfermería llevando una de mis manos al brazo izquierdo que me dolía ligeramente y estaba sangrando. 

No tardé mucho en bajar las escaleras para ir hasta la carcel donde encerraban a los gradiadores. Entré en mi celda y noté que me encontraba sola allí abajo por lo que me acosté en mi cama y miré el techo pensativa mordiendo mi labio inferior con rábia por lo que me habían incentivado a hacer a aquél chico. Él no merecía tal cosa. No merecía que lo lastimasen que le hicieran gato zapato. Pero si depender de mí eso cambiará muy en breve si necesario.



Dandelion

"The Death Is Coming..."

Volver arriba Ir abajo

Re: Party, lets fun (yggdrasill)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.